Vilna Bed and Breakfasts

Filtros
Ordenar

desde EUR 64

Vilnius, Lithuania

Mostrar disponibilidad

desde EUR 56

Vilnius, Lithuania

Mostrar disponibilidad

desde EUR 55

Vilnius, Lithuania

Mostrar disponibilidad

Acerca de Vilna

Un Bed and Breakfast en Vilna es una opción estupenda para realizar una escapada

Antes de empezar a deambular por las calles del centro histórico y visitar sus iglesias, museos, talleres de artesanía y galerías, merece la pena conseguir una vista panorámica de la ciudad de Vilna. Hay algunos montes y edificios que son adecuados para este propósito.

Cosas que hacer durante unas vacaciones en Vilna, Lituania

El edificio más alto de Vilna es su torre de comunicaciones. Tiene una altura total de 326.5 metros y a 165 metros está el restaurante de la torre, uno de los miradores más altos de la ciudad. La planta circular del restaurante da la vuelta completa cada hora, dando a los comensales la oportunidad de tener una vista aérea de toda la ciudad. Un punto de observación privilegiado para ver el centro de la ciudad es el bar situado en la planta 22 del Hotel Reval de Lituania, ubicado cerca de la orilla norte del río Neris tocando al centro histórico. También se puede tener una vista aérea del centro histórico desde varias cimas. En la parte superior de la torre del castillo que hay en el llamado monte de Gediminas hay un mirador. Puede llegar hasta el castillo siguiendo el camino adoquinado o puede subir hasta arriba con el funicular. Cruzando el río Vilnele en el colindante Parque Sereikiškių, puede subir a la cima de varios montes a lo largo del escarpe: Trijų kryžių (Tres Cruces), Bekešo, Altanos, Stalo y Gedimino kapo (Tumba de Gediminas).
Un estrecho camino se dirige desde Gedimino kapo (Tumba de Gediminas) a Užupis, el distrito artístico de Vilna. Este distrito se autoproclamó república independiente, la República de Užupis. Tiene su propia insignia (la verá sobre el puente del río Vilnele cuando conduzca desde el centro histórico hasta Užupis), su sello oficial y una escultura en forma de ángel de la guarda. También tiene una Constitución, de la que se muestra una copia al principio de la calle Paupio (Riverside). A lo largo de la orilla del Vilnele encontrará varios cafés y jardines.
Desde Bastėjos kalnas (monte de Bastille) tendrá una vista muy ordenada del centro histórico. Al pie del monte y a mano derecha está el cuartel de Tymai, no en demasiadas buenas condiciones desde la Segunda Guerra Mundial, pero sigue siendo el local donde se celebra la feria anual de los artesanos de Vilna. Los cementerios de la iglesia de Šv. Trejybės (Trinidad) y otros edificios de las cercanías desprenden paz y serenidad.
Los amantes de los museos no quedarán decepcionados al visitar el Museo Nacional de Lituania, el Museo de Artes Aplicadas y la Galería de arte de Vilna. Para los amantes del arte contemporáneo merece la pena hacer una visita al Centro de Arte Contemporáneo. Aquellos que prefieran sentir el escalofrío del horror sufrido por Lituania durante el régimen totalitario (1940-1990) pueden visitar el Museo de las víctimas del genocidio, establecido bajo las premisas de la antigua KGB.

El tiempo en Vilna

Los veranos pueden ser calurosos con temperaturas diarias que pueden rondar los +30ºC, pero la temperatura media del mes de julio está sobre los +17ºC.

Viajar a Vilna

Aunque un periodista descontento dijo que “había visto estaciones de autobuses más impresionantes”, el diminuto Aeropuerto de Vilna- Lithuania está a solo 6 km. de la ciudad. Puede viajar a la capital con compañías aéreas líderes, incluyendo British Airways, Lufthansa, Dutch KLM, Polish LOT y Lithuanian Airlines. Algunas compañías de bajo coste, como Wizz, empiezan a ofrecer sus servicios.
Inserte su anuncio

Otros B&B cercanos

Otros anuncios Google