Acerca de Córcega

Haga de un B&B o de una casa rural en Córcega (Francia) su hogar lejos de casa

La isla francesa de Córcega, que disfruta del sol italiano, es la cuarta isla más grande del Mediterráneo y tiene una cultura totalmente propia. La belleza de esta isla reside en su paisaje salvaje, agreste y en su cultura tan orgullosamente conservada, ¡aunque la abundancia de deliciosos vinos franceses no ha hecho ningún mal!

Cosas que hacer en Córcega

Córcega es una maravillosa isla montañosa con una de las mayores concentraciones de parques nacionales, que cubren una tercera parte de la superficie de la isla, más otras 17 zonas protegidas tanto en las montañas como en el mar. Las montañas, bosques, lagos y bahías resultan muy atractivas para los huéspedes de los Bed and Breakfast de Córcega.
Las caminatas guiadas a través de las montañas forestales permiten a los visitantes sacar el mayor provecho del senderismo en la isla y son una opción ideal para los que visitan Córcega por primera vez, aunque eso signifique que no puedan ir a su propio ritmo. De todas formas no se preocupe porque si se ha alojado una vez en Córcega es muy probable que vuelva año tras año y pueda explorar la isla por su cuenta. Las guías de Córcega pueden encontrarse en la Office National des Forets.
La costa de Córcega cubre una extensión de más de 1,000 km. y está compuesta por acantilados que caen en picado, calas escondidas y largas y amplias playas. Llegará a conocer cada recoveco si se aloja en un B&B en Bastelicaccia durante el verano. Los caminos de la costa ofrecen unos paseos espectaculares, pero son las montañas del interior las que atraen a los excursionistas hasta los Bed and Breakfast de Córcega.
La costa, además de para descansar tumbándose en las playas, ofrece la posibilidad de navegar y hacer windsurf alrededor de la isla. Por eso, si está buscando alojarse en un B&B de Córcega con la intención de practicar deportes acuáticos, la ubicación exacta no es un factor que deba tener en cuenta. Lo mismo se puede aplicar para el buceo de superficie y el submarinismo, aunque las mejores zambullidas están fuera de la escarpada costa oeste, alrededor de Calvi o Bonifacio.
El corazón de la isla está perfectamente diseñado para el ciclismo de montaña, el descenso de ríos y las vacaciones para montar a caballo. El mejor lugar para relajarse después de un duro día de actividades al aire libre es alguno de los balnearios de Gaugno-les-Bains, Les Bains de Baracci o Pietrapola, o simplemente en el B&B de Córcega que tenga piscina.

Lugares para ir durante sus vacaciones en Córcega

Sartene ofrece a los visitantes un bocado de la Córcega “real”, donde tradiciones que se remontan a la Edad Media aún están fuertemente arraigadas. Sin embargo, es la animada ciudad de Corte, asentada en el centro de Córcega y que personifica el sentimiento de independencia y poder, la que atrae a los turistas más exigentes. Es una ciudad animada y poco explotada turísticamente que está dominada por una elevada ciudadela y el Palacio Nacional.

El tiempo en Córcega

El clima de Córcega es Mediterráneo con veranos largos, por lo que no tendrá que esperar demasiado para librarse de la tristeza del invierno, ya que puede alojarse en un B&B y disfrutar del sol a partir de mayo. De junio a setiembre, las temperaturas diarias tienen una media de 27ºC e incluso en invierno las temperaturas no bajan más allá de los 10ºC normalmente.

Viajar a Córcega

Las cuatro puntas de Córcega están bien conectadas, por lo que llegar hasta el B&B o la casa rural en la que está alojado no le resultará difícil. Los aeropuertos de Ajaccio, Bastia, Calvi y Figari reciben vuelos regulares desde toda Europa, pero el mayor número de vuelos baratos a Córcega los proporciona British Airways, aterrizando en el que es generalmente conocido como Aeropuerto de Córcega (CRS), Bastia.